TeaCup Lab Logo

Pánico en el laboratorio. Cómo prevenir problemas durante un test de usabilidad

Stefano Serafinelli
20 abril, 2015

Poco importa durante cuánto tiempo y con cuánto cuidado hayas preparado un test de usabilidad. En ocasiones hacer el setup de tu laboratorio puede ser muy complejo. Es posible que tarde o temprano, tengas que enfrentarte a problemas técnincos en tu laboratorio durante un test de usabilidad.

Aquí tienes una pequeña guía para prevenir y manejar esos problemas.

Comprueba la configuración antes de cada estudio

Esta es la mejor manera de prevenir problemas en el laboratorio antes de un test de usabilidad. Aunque la configuración no haya cambiado desde el anterior estudio que hayas hecho, pruébala de nuevo.

Lo que ayer funcionó no tiene necesariamente que funcionar hoy.

Comprueba cada cosa y presta especial atención a estos puntos:

  • Los estímulos: ¿Puedo abrir lo que voy a testar en los dispositivos que voy a usar? ¿Se ve correctamente el estímulo a testar?
  • Grabaciones en video: ¿Se están grabando los vídeos? ¿Tengo espacio de sobra en el disco para todos ellos? ¿Es buena la calidad del audio? ¿El volumen es muy alto o muy bajo?
  • Las conexiones de vídeo y audio entre el lab y la sala de observación.

Evita experimentos de última hora en la configuración

A veces descubres que una configuración alternativa del laboratorio puede mejorar la que tienes preparada. Si la solución que estás usando funciona, no hagas ningún cambio de última hora. Excepto si tienes tiempo de sobra para deshacer todo lo que está ya hecho – hablo de días, no de horas.

Incluso conectar una pantalla más grande en la sala de observación puede convertirse en un problema.

Si modificas las conexiones de los cables, toma fotos de forma que puedas volver a la configuración inicial cuando lo necesites.

Planifica un descanso de entre 30 y 60 minutos entre el primer y el segundo participante

Un descanso largo entre la primera y la segunda sesión te dará tiempo suficiente para arreglar cualquier problema técnico que haya podido ocurrir.

En la mayoría de los casos, no necesitarás tanto tiempo. Así que lo puedes usar para compartir ideas y sensaciones sobre la primera sesión con los observadores. Incluso, si fuera necesario, puedes hacer algún cambio en el guion del test.

Ten listo un setup de repuesto

Un portátil con los mismos ajustes que el ordenador en el que estas testando será de gran utilidad si tu PC falla y no tienes tiempo de arreglarlo.

De la misma forma, si estás haciendo un test en un smartphone o en un tablet, es conveniente contar con un segundo juego de dispositivos por si el primero deja de funcionar. Es otra forma de asegurar que no se experimentan problemas técnincos en el laboratorio en estudios de usabilidad.

Un poco de conocimiento técnico ayuda

De acuerdo, eres un investigador. No un geek tecnológico. Además, es posible que cuentes con un técnico de laboratorio para esas tareas.

Sin embargo, conocer lo básico del funcionamiento de ordenadores, conexiones y mesas de mezclas puede ser extremadamente útil en tu día a día. No necesitas saber cómo funciona un motor para conducir un coche, pero ser capaz de cambiar un neumático es un plus.

Asegúrate de que tu conexión a internet es estable

Usa siempre conexión por cable en vez de Wi-Fi. Es más rápido y por norma general, más fiable.

Si solo cuentas con acceso wireless, asegúrate de contar con buena cobertura en el lab. Si estás testando en un teléfono móvil, asegúrate de que también se puede conectar a una red 4G/LTE en caso de que el WIFI falle.

¿Y si se cae la web que estoy testando?

Contrariamente a lo que puedas creer, esta es una situación muy común. A lo largo de los años hemos visto muchas webs no disponibles mientras testábamos con usuarios.

Todas las empresas, especialmente las grandes, están compuestas de numerosos departamentos. Y cuanto más grande es la compañía, menos suelen hablar estos departamentos entre sí. Los test de usabilidad generalmente están dirigidos por los equipos de UX, Marketing o Comunicación. Pero la gente de IT no siempre sabe que hay un estudio en marcha.

Esto significa que tu test podría coincidir con un proceso de mantenimiento. O con un nuevo lanzamiento que ha sido planificado y del que ni tú – ni tu cliente - estabais al tanto.

Si la web se cae en medio del estudio, que no cunda el pánico. Respira hondo y piensa que, en la mayoría de los casos, la web volverá a estar operativa en unos pocos minutos.

Usa ese tiempo para hacer preguntas al usuario. También deber explicar el problema a tus clientes por chat o por email.

Dado que es conveniente planificar un descanso de entre 15 a 20 minutos entre sesiones, cuentas con suficiente tiempo para esperar a que el problema se solucione. Podrás evitar que el retraso llegue a repercutir en el horario estimado para el resto de participantes.

Lo más importante es que siempre mantengas la calma. Cualquiera de los problemas a los que te enfrentes en el laboratorio de usabilidad siempre tiene una solución.

¿Listo para mejorar la experiencia de tus usuarios? ¡Hablemos!
Las respuestas que buscas, a tan solo un clic.
Contáctanos ->
TeaCup Lab Logo
TeaCup Lab is a user experience consultancy agency founded in Madrid in 2016. We specialize in User Research & User testing for global brands.
Copyright 2019-2023 TeaCup Consulting SL

Contact us

TeaCup Lab 
Calle Jaén 2, 1ºG
28020, Madrid, Spain
+34 910 59 21 36
hola@teacuplab.com