Google Design Sprints: un enfoque ágil centrado en el usuario para la resolución de problemas de cualquier empresa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La metodología Design Sprint de Google se ha extendido muy rápidamente durante los últimos años. Hoy en día es frecuente escuchar que empresas y profesionales han adoptado los Design Sprints como parte de su proceso de Diseño de Producto.

Los Design Sprints han demostrado ser una solución exitosa para muchos equipos. Se trata de una forma ágil y efectiva de resolver sus desafíos, crear productos innovadores y a su vez minimizar los riesgos de la fase de toma de decisiones.

También demostraron ser verdaderos impulsores del cambio dentro de esas organizaciones que a menudo se resistían a probar nuevos métodos y evolucionar hacia una mentalidad más ágil y centrada en el usuario.

Qué son y de dónde provienen

El Design Sprint es un proceso de 5 días concebido para resolver problemas de negocio o de diseño de un producto. Consiste en una combinación de diseño, prototipado y validación con los usuarios.

La metodología se ha desarrollado dentro de GV, el fondo de capital de riesgo de Google. Se ha utilizado en innumerables productos de Google y para ayudar a la cartera de startups de Google Ventures a avanzar en sus negocios. Jake Knapp, ex diseñador de GV, es el hombre detrás de la metodología Design Sprint. Jake trabajó en Google durante 10 años y contribuyó a muchos productos de de la empresa como Hangout o Gmail.

Jake también escribió «Sprint«, que podemos considerar la guía «oficial» de Design Sprint.

Jake Knapp y su libro "Sprint"
Jake Knapp y su libro "Sprint"

Uber, Slack, Nest o los fabricantes de robots de reparto Savioke, son solo algunas de las muchas compañías de GV que han estado utilizando los Design Sprints para mejorar sus productos y crear soluciones innovadoras para los desafíos de la vida real.

Cómo funcionan

El proceso Design Sprint comienza con la definición del problema que queremos resolver. Y termina, 5 días después, con la validación de la solución con usuarios reales.

Este ritmo increíblemente rápido se logra gracias a un conjunto de técnicas diferentes que ayudan a los miembros del equipo a moverse a través de las diferentes fases del proceso. Además, estas técnincas les mantienen enfocados en su desafío cuando toman decisiones críticas.

El Design Sprint toma sus herramientas del Design Thinking. Es decir, un enfoque para la resolución de problemas que combina las necesidades de los usuarios con los objetivos comerciales y las limitaciones tecnológicas. El objetivo del Design Thinking es crear soluciones que aporten valor a los usuarios y, al mismo tiempo, sean una oportunidad para nuestro negocio.

El Design Sprint es un esfuerzo colectivo llevado a cabo alternando fases de divergencia y convergencia. Esto significa explorar ideas y soluciones individualmente y luego compartirlas con el resto del equipo con la finalidad de encontrar un acuerdo y seguir adelante.

Los 6 pasos de un Design Sprint

Las 6 fases de un Design Sprint

1. Comprender el problema

Durante el primer día de un Design Sprint, los participantes se reúnen y comienzan a crear una base de conocimiento común sobre algunos aspectos clave de su desafío. Esto es por ejemplo, las necesidades y dificultades de sus usuarios, los límites de la tecnología a disposición, sus objetivos comerciales y sus competidores.

El primer día se realizan los siguientes ejercicios para ayudar al equipo a analizar los aspectos más relevantes de sus productos y detectar oportunidades de negocios y diseño:

  • Lightning talks
  • Cómo podríamos (How might we)
  • Mapa de experiencia

2. Definir el desafío Design Sprint

¿Qué parte de la experiencia deberíamos mejorar con nuestro Design Sprint? ¿Para qué usuario estamos diseñando esta semana?

Las respuestas se encuentran identificando los momentos clave de la experiencia del usuario con el producto. Y enfocándose en las oportunidades de mejora que generarían un mayor beneficio para ellos y el negocio.

3. Divergir, para generar posibles soluciones al desafío.

La lluvia de ideas o Brainstorming es el ejercicio clave en este paso del proceso. El equipo alterna la generación de ideas individuales y la toma de decisiones grupales a través de diferentes ciclos, pasando de conceptos indefinidos a propuestas precisas para nuestra solución.

4. Decidir juntos cuál es la mejor solución para el desafío.

5. Crear un prototipo de nuestra idea.

​El equipo debe crear un prototipo o mockup con la que los usuarios puedan interactuar durante el último día de nuestro Design Sprint.​

6. Validar la solución con usuarios reales

 El último paso es testar nuestro prototipo con usuarios para obtener respuestas a las preguntas clave.

  • ¿Es nuestra idea una solución válida para las necesidades de nuestros usuarios? 
  • ¿Les aporta valor? 
  • ¿Deberíamos avanzar con él o necesitamos enmendarlo o incluso explorar diferentes caminos?

¿Por qué las empresas deberían ejecutarlos?

Los Design Sprints están diseñados para reducir los riesgos en la toma de decisiones. Permiten a cualquier equipo crear y probar una idea en solo 5 días. Esto les da el superpoder de saber si su idea tiene sentido para sus usuarios sin realmente desarrollar nada.

Para aquellos equipos que están acostumbrados a trabajar siguiendo los principios de lean startup, los Design Sprints son un poderoso atajo desde la idea hasta el aprendizaje, reduciendo la incertidumbre durante el desarrollo de nuestro MVP.

Los Design Sprints también son un medio para explorar características alternativas para nuestros productos. Las técnicas de pensamiento de diseño, combinadas con el trabajo en equipo, a menudo generan soluciones innovadoras que pueden impulsar la innovación dentro de una empresa. Cuando un equipo se siente estancado, el Design Sprint es una forma rápida de avanzar.

El trabajo en equipo es una parte clave de los Design Sprints y la solución generada durante el proceso es el resultado de un esfuerzo colectivo.

Dado que la propiedad de los resultados se comparte a través de diferentes miembros del team, esto probablemente beneficiará la adopción de la solución en toda la organización.

¿Quién debería ejecutar un Design Sprint?

El Design Sprint nació en Google Ventures y, como era de esperar, la mayoría de las empresas que lo adoptaron con éxito eran startups. En realidad, los Sprints son adecuados para empresas que están acostumbradas a procesos de desarrollo ágiles y no tienen una estructura interna rígida.

Por el contrario, las empresas tradicionales, cuyos departamentos no están acostumbrados a intercambiar información o rara vez se unen para trabajar juntos, a menudo son renuentes a adoptar esta nueva forma de trabajar.

Sin embargo, muchas grandes corporaciones han adoptado con éxito los Design Sprints y ahora son parte de sus procesos. Los departamentos de innovación dedicados suelen ser el lugar donde ocurre la magia.

Se pueden encontrar muchos ejemplos de grandes corporaciones que usan los  Design Sprints para resolver grandes problemas: BMW ejecutó uno para diseñar su nueva aplicación de servicio BMW, mientras que el Museo Británico hizo un hábito de los Design Sprints en su Grupo de desarrollo de productos.

KLM también está utilizando el proceso de 5 días de Google para innovar y, por ejemplo, nosotros en TeaCup Lab estamos ayudando al equipo de innovación de KLM a aplicar los Design Sprints a sus desafíos de diseño

Lleva a cabo tu Design Sprint de la mano de un Sprint Master certificado por Google

+34 910 59 21 36​

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.