Impulsa tu ciclo de desarrollo con el Design Sprint de Google

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Las startups nos preguntan a menudo qué tipo de beneficios les aportaría la metodología Google Design Sprint. Trabajan en un entorno ágil, han adoptado ya una mentalidad lean y sus ciclos de desarrollo son relativamente breves. ¿Por qué, entonces, un Design Sprint?

Les contestamos siempre que el Design Sprint de Google no está pensado para sustituir completamente su manera de trabajar. Los Design Sprints son una manera rápida y eficiente de reducir la incertidumbre y de impulsar los ciclos de desarrollo en un entorno lean.

Lean development cycle
The common process

En un ciclo de desarrollo lean, todo comienza con una idea. La desarrollamos y luego la lanzamos al mercado. Solo en ese momento, cuando nuestro producto está finalmente a contacto con nuestros clientes, podemos medir su impacto y descubrir si nuestra idea es buena o mala.

Independientemente de si ha sido un éxito o no, nuestro equipo se lleva algo a casa: conocimiento. Un conocimiento que sabrán usar en la siguiente iteración del ciclo.

Echémosle ahora un vistazo más en detalle.

Nuestra idea es el resultado de una intuición. Muchos CEOs de startups saben que significa eso de :“¡Se me ha ocurrido una idea!” “¡Montaré una startup!” O tal vez ya tienen una startup y también un producto, y solo quieren añadir alguna nueva funcionalidad.

Cuando empezamos a desarrollar nuestra idea, aún no sabemos si es válida o no.
Cuando empezamos a desarrollar nuestra idea, aún no sabemos si es válida o no.

¿Por qué razón decidimos desarrollar nuestra idea? Por qué formulamos una hipótesis: que nuestra idea es válida, que tendrá éxito y que nos haremos todos millonarios.

Lean development cycle: we build our idea based on the hypothesis that it is a good one
Lean development cycle: we build our idea based on the hypothesis that it is a good one.

Cuando empezamos a desarrollar nuestra idea, aún no sabemos si es válida o no.

Eso es, tan solo una hipótesis.

No importa si viene respaldada por investigación de mercado, por ejemplos de tecnologías o por productos similares que funcionan o incluso por cuanto hemos aprendido en una iteración anterior. Hasta que no lancemos el producto no podemos saber si nuestra hipótesis es cierta.

Esto significa que entre la idea y el lanzamiento, inevitablemente, comienza un periodo de incertidumbre.

Desarrollo = incertidumbre
Desarrollo = incertidumbre

Un periodo que, aunque breve, os parecerá bastante largo a ti y a tu equipo. Estáis gastando tiempo y recursos en una idea sin ni siquiera saber si tendrá sentido para vuestros clientes.

“¿Tiene sentido lo que estamos haciendo?”
“¿Qué pasa si el mercado no responde como deseamos?”

No podréis encontrar una respuesta a estas preguntas hasta que no seais capaces de medir la reacción del mercado a vuestra idea.

Así que, ¿Cómo encaja el Design Sprint en este ciclo?

El Design Sprint es un atajo que permite pasar de la idea al aprendizaje sin la necesidad de desarrollar nada.

El Design Sprint permite a cualquier startup aprender rápido sin gastar apenas recursos. Todo ello gracias a técnicas de prototipado rápido y a la validación inmediata con usuarios,

¿Elimina la incertidumbre? No, no lo la elimina, pero el Design Sprint es capaz de reducir de manera significativa el tiempo necesario para obtener una respuesta de nuestros clientes. De esta forma, permite reducir los riesgos en la toma de decisiones ya que tendremos una validación inicial en tan solo 5 días.

Lleva a cabo tu Design Sprint de la mano de un Sprint Master certificado por Google​

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.