Investigación Formativa Y Sumativa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Cuando hablamos de diferentes enfoques o metodologías de investigación, a veces nos referimos a la investigación sumativa o formativa. Es importante entender a qué se refiere cada una y que, en función del punto en el que se encuentra nuestro producto o proyecto, debemos aplicar una u otra.  Por ello, me gustaría hacer un pequeño resumen de sus principales características. 

A grandes rasgos, la investigación formativa, a veces llamada generativa, nos ayuda en las fases iniciales de ideación, diseño y prototipado. Con este tipo de estudios, intentamos recabar información para poder tomar decisiones informadas y poder lanzar el producto reduciendo el riesgo. 

“Formative evaluations focus on determining which aspects of the design work well or not, and why.”

Por otro lado, la investigación sumativa se emplea cuando ya hemos lanzado nuestro producto, interfaz o lo que sea que queramos testear. Recogeremos información a partir del uso real de lo que estamos analizando. La investigación sumativa también se conoce como investigación evaluativa o “conclusion based research”.

Por lo tanto, el tiempo o la fase en la que se encuentra nuestro producto es la clave para entender la diferencia entre sumativa y formativa. Aunque también es importante tener en cuenta que, en numerosas ocasiones, estos dos tipos de investigación se aplican de forma conjunta en un único estudio. 

Herramientas de investigación formativa

Podríamos identificar una serie de herramientas o técnicas de investigación que se corresponden más con los estudios formativos o generativos. Por lo general, se trata principalmente de técnicas que nos permiten realizar un análisis cualitativo de la información. Aunque también podemos aplicar técnicas que nos proporcionen datos cuantitativos (por ejemplo, encuestas).  

En las fases iniciales de diseño, es importante entender el trasfondo de los problemas de usabilidad, las barreras de uso, las dudas que se producen al utilizar una interfaz, etc. 

Con la investigación formativa podríamos encontrar respuestas a preguntas cómo:

¿Qué elementos debería incluir en el menú principal? ➡ Podríamos usar un Card Sorting y un Tree Testing
¿El proceso de compra resulta fácil de completar? ➡ Podríamos hacer unos Test de Usabilidad
¿Qué factores son decisivos para elegir una marca sobre otra? ➡ Podríamos llevar a cabo Entrevistas en Profundidad o Focus Groups.

Herramientas de investigación sumativa

Las herramientas de investigación sumativa, por lo general, nos proporcionan datos que podemos analizar de forma cuantitativa e, idealmente, que podemos extrapolar al total de nuestra población. Aunque como hemos comentado anteriormente, es común combinar ambos tipos de análisis (cuantitativo y cualitativo). 

Las técnicas más frecuentes en la investigación sumativa son las encuestas, revisión de experto, benchmarks y la analítica web.  Con estas técnicas podemos detectar por ejemplo cuellos de botella, ratios de abandono, número de contactos con Atención al Cliente, etc. Por lo general, buscamos entender el rendimiento de nuestro producto. 

 

Con investigación sumativa podríamos contestar a preguntas como: 

  • ¿Cuántos usuarios han hecho click en el menú?
  • ¿Cuántos usuarios han abandonado el proceso de compra y en qué punto?
  • ¿Qué diferencias existen entre nuestra interfaz y la de los competidores?

 

Es frecuente encontrar problemas de usabilidad mientras hacemos investigación sumativa. Lo ideal sería anotar estos problemas e incluir su estudio cualitativo en la siguiente iteración de diseño (cuando volvamos a hacer una investigación formativa). Por último, la investigación sumativa o evaluativa también se puede usar para decidir si un producto está lo suficientemente bien desarrollado como para lanzarlo. 

Conclusión

Es importante que utilicemos el tipo de investigación correspondiente a la fase en la que se encuentre nuestro producto. Si queremos entender hacia dónde debe ir el diseño o la propuesta de valor de nuestro producto, debemos recurrir a la investigación formativa. Si queremos evaluar la usabilidad y rendimiento del producto a lo largo del tiempo o compararlo con el de los competidores, entonces debemos diseñar una investigación sumativa. 

 

 

References: 

Somos expertos en User Research. Testamos con usuarios reales para ayudarte a crear productos usables y experiencias memorables.

¡Háblanos de tu proyecto!