Pensando en futuros preferibles

Facebook
Twitter
LinkedIn

No todos los futuros están condenados al fracaso como nos han hecho creer las historias de ciencia ficción.  Prácticamente desde los años 60 y durante  el auge del Avant – Garde la respuesta más escuchada ante la pregunta ¿Qué sucederá en el futuro? se soportaba en una tradición unida a distopías del qué deparará. Todos hemos oído hablar de títulos como Piensan los androides con ovejas eléctricas o Neuromante, conocida por considerarse la primera novela del subgénero de ciencia ficción Cyberpunk, íntimamente ligada con el concepto de diseño especulativo del que vamos a hablar hoy. 

Son con estas narrativas con las que se consolidaron los cimientos para una visión negativa del futuro, las cuales ya se venían contando desde décadas atrás, donde el uso de la tecnología se relacionaba con una sociedad decadente.

A partir de los años 90, está visión que condenaba a la tecnología y a la sociedad dió un giro gracias al desarrollo tecnológico. Esto trajo consigo una nueva perspectiva de futuro junto con nuevos campos de conocimiento relacionados con el diseño, dando como resultado El Diseño crítico o Diseño especulativo.

A medida que pasan los años, este término ha ido separándose del ya conocido Diseño tradicional. 

En este artículo vamos a centrarnos en cómo las nuevas tecnologías se relacionan con la sociedad, enmarcando con esto el concepto de Diseño especulativo.

¿Dónde colocamos el diseño especulativo?

A medida que el mundo va cogiendo complejidad, el diseño especulativo se va inmiscuyendo poco a poco en nuestro sector. Y esto, ¿a qué es debido? Podríamos hablar de la incertidumbre como pilar principal de esta evolución del concepto. El diseño especulativo en vez de lidiar con las causas de un problema en particular como hace el diseño tradicional, está enfocado en las consecuencias de la situación actual ya sean en el ámbito social, económico, político y/o tecnológico. El diseño especulativo es una respuesta de nuestros tiempos ante las prácticas convencionales del diseño que se centran en las necesidades funcionales del mercado. 

Bajo la pregunta ¿Realmente nos estamos colocando en el lugar correcto para ir hacia el futuro? El Diseño Especulativo trata de dar respuesta unificando metodologías, técnicas y herramientas de varias disciplinas;  ingeniería, arquitectura, sociología, psicología, arte y diseño para poder poder conseguir los futuros preferibles

Antes de continuar, es interesante conocer cómo el diseño especulativo se relaciona con otras prácticas tal y como se muestra en este enfoque. 

                                                                                     Mapping Speculative Design Practices, Elliot P. Montgomery, 2018

Como ya hemos dicho, este se nutre de varias disciplinas buscando un objetivo común pero siempre estando en el borde de ellas. 

Partiendo de la imaginación y del pensamiento crítico se utiliza el diseño como medio para reflexionar provocando una acción gracias a las narrativas y con esto, poder pensar en escenarios futuros que modelar y que sean preferibles para la sociedad. Siendo el futuro preferible, según Dunne & Raby, una mezcla entre futuros plausibles, aquellos que se pueden imaginar, y futuros posibles, futuros que se pueden llevar a cabo gracias a la ciencia y los avances tecnológicos. 

                                                                                                              Modelo PPPP de Dunne & Raby (2013)

¿Cómo podemos aplicar el Diseño Especulativo?

El objetivo último es utilizar el diseño como un medio proyectivo con el que poder hacer preguntas y abrir problemas a discusión. Esto se consigue basándose en una investigación crítica y narrativas que generen nuevos escenarios. 

Como dice Byung Chul Han en el libro No cosas – quiebros del mundo de hoy “Los largos espacios de tiempo que ocupan continuidad narrativa distinguen a la historia y a la memoria. Sólo las narraciones crean significado y contexto”. 

Sólo las narraciones crean significado, es por ello que el diseño especulativo utiliza esta herramienta para generar reflexión e inspirar pensamientos. 

Según Johannessen, siguiendo los estudios de Dunne & Raby,  para llevar a la práctica el diseño especulativo hay que: 

  • Crear un contexto de debate: cuestiones éticas, tecnologías emergentes o normas sociales 
  • Idear, encontrar un problemas y crear un escenario: Utilizar la fórmula “Qué pasaría si… “ haciéndote reflexionar sobre futuros, contextualizar en qué futuro se encuentra y elegir un tono narrativo creando un escenario para llegar a la audiencia. 

Como hemos dicho antes, el diseño especulativo colinda con varias disciplinas por lo que acoge alguna de sus herramientas y técnicas. 

Una técnica importante con la que generar preguntas son las entrevistas donde la utilización de conceptos como diseño, posibilidad, futuros, narrativas y pensable, entre otros, con sus significados específicos ayudarán junto con el qué pasaría si…? a conseguir ese contexto de debate y crear escenarios. 

Otras técnicas utilizadas son los juegos, la creación de escenarios y la presentación de objetos. Aquí dejo un repositorio online de una selección de estos kits de herramientas realizada por Speculative EDU project. 

Para poder contextualizar estos conceptos existen algunos ejemplos de cómo se han utilizado herramientas ligadas al diseño especulativo, la Comisión Europea y Greenpeace son alguno de ellos.  

Si te has quedado con ganas de saber más …

Igual te estás preguntando si realmente esto tiene sentido o incluso si hay ejemplos de cómo esto puede crear soluciones. Para que no te queden dudas aquí te dejamos una serie de referencias que te ayudarán a conocer más en profundidad este concepto y sus diferentes perspectivas. 

 

Empresas 

Newsletter

Podcast

Charlas y libros 

Facebook
Twitter
LinkedIn

Más de nuestro blog