Sesgos cognitivos – Innovar pensando siempre en todo

Facebook
Twitter
LinkedIn

Ya hemos hablado en artículos anteriores sobre los sesgos cognitivos, como bien recordarás.

Esta trilogía de artículos comienza con la visión general y la literatura relacionada sobre los errores sistemáticos que nuestro cerebro comete, invitándonos a percibir el mundo a través de una lente algo distorsionada.

El segundo texto se centra en la investigación con usuarios y las limitaciones a las que se exponen los participantes de manera inconsciente a la hora de participar en sesiones y estudios. Además de realizar una descripción de los distintos sesgos que influyen en los usuarios, en este segundo artículo se dan una serie de consejos para minimizar el impacto de estos cuando hacemos investigación en experiencia de usuario.

Con este último texto queremos cerrar un ciclo que tal y como hemos resumido, comienza con la percepción del mundo, continúa con las personas como sujetos activos de una investigación, y finaliza con nosotros como generadores y creadores de innovación.

En los cinco minutos que te llevará leer este artículo descubrirás cómo ni tan siquiera los procesos de innovación se libran de los atajos que tomamos inconscientemente. Además, intentaremos dar una visión basada en nuestra experiencia y conocimiento para ayudaros a desarrollar estrategias que os empujen a superar y compensar los sesgos que podáis encontrar en vuestros contextos de trabajo.

Descomponiendo los procesos de innovación.

Entender la innovación como un proceso metodológico que profundiza en una idea para generar output disruptivos, genera preguntas que van más allá de la propia solución del proceso ¿Qué ha llevado a generar esta idea? ¿Qué recursos se han visto implicados? ¿Qué limitaciones se han tenido que superar? De estas preguntas surgen dos maneras distintas de dar respuesta. Por un lado, existe la posibilidad de atender a las fases concretas que se realizan desde el inicio del proceso hasta el final del mismo; aprender sobre el problema, definir, idear, prototipar y testar. Tomar este camino implica analizar resultados medibles de manera objetiva, como someter a prueba a un prototipo o elegir la mejor idea de una técnica de ideación grupal. 

Ahora bien, si queremos analizar cómo ha sido el proceso psicológico que ha llevado a tal resultado, las fases que se deben rastrear no son tan fáciles de identificar. Es difícil dar respuestas a preguntas que se basan en la abstracción de los pensamientos y comportamientos humanos, pero no es imposible. 

En este artículo nos centraremos en identificar y comprender cuáles son esas limitaciones cognitivas que impactan en procesos de diseño disruptivos. 

El estudio de la literatura de los sesgos cognitivos nos permite realizar paralelismos con los procesos de innovación. En este caso, nos centraremos en las distintas herramientas y procesos del Design thinking, considerado como una metodología de diseño capaz de disminuir el impacto de ciertos sesgos cognitivos en la creación de productos novedosos. 

Existen ciertos sesgos que impactan en la generación de innovación cuando hablamos en términos de trabajo en equipo y creación de ideas.

Sesgo de proyección:

  • Qué es: Tendencia a proyectar el presente en el futuro. Esto puede provocar que las personas tiendan a pensar que el futuro será similar al momento presente que están viviendo. 
  • Impacto en la innovación: Pensar en el futuro como un conjunto de eventos similares a los eventos actuales puede provocar un bloqueo en la generación de ideas novedosas. Si piensas que todo va a ser igual ¿Por qué diseñar para el cambio?

Brecha de empatía egocéntrica:

  • Qué es: Proyectar tus pensamientos y preferencias en otras personas creyendo que los deseos y pensamientos del resto son iguales a los tuyos. 
  • Impacto en la innovación: Creer que todos tus compañeros de equipo tienen las mismas preferencias y valoran las mismas características de un producto, puede crear falsas expectativas a la hora de generar ideas con mayor valor.  En la variedad está la diversión ¿no?

Ilusión de focalización:

  • Qué es: Sobreestimar un factor por encima de otros tendiendo a reaccionar con más fuerza ante ciertos estímulos pudiendo obviar otros. 
  • Impacto en la innovación: Si piensas que sólo un elemento del producto que te imaginas es importante, tus ideas serán homogéneas y poco variadas. 

Brecha caliente/fría:

  • Qué es: Tu estado emocional impacta en la toma de decisiones llevándote a sobrevalorar o infravalorar ideas. 
  • Impacto en la innovación: Tomar decisiones en caliente no es una buena opción, puede que mañana te arrepientas de tu elección. 

La brecha entre el decir y el hacer…

  • Qué es: Preguntar a los usuarios sobre qué es lo que quieren tiene sus riesgos. Los usuarios no son conscientes de sus comportamientos de compra y mucho menos hacen predicciones sobre sus comportamientos futuros. 
  • Impacto en la innovación: Seguro que recuerdas cuando Homer, personaje protagonista de los Simpson, diseñó y creó su coche ideal. ¿Se equivocó? No lo creo, simplemente hizo caso a sus necesidades más superficiales. 

Falacia de planificación

  • Qué es: Las personas tendemos a ser demasiado optimistas a la hora de estimar cuánto tiempo vamos a necesitar para hacer algo. 
  • Impacto en la innovación: Este optimismo se puede ver reflejado en la planificación de un proyecto. No es que tengas poco tiempo para terminar una tarea, es que quien planifica está siendo muy positivo. 

Efecto de dotación 

  • Qué es: El apego de una persona a algo que ya tiene impacta directamente en la toma de decisiones. Puede provocar una aversión a la pérdida de algo que ya se tiene. 
  • Impacto en la innovación: Miedo a desprenderse de los productos que ya se tienen o evolucionarlos. Tener miedo significa no evolucionar, quedarse estancado mientras los demás van hacia delante. 

Sesgo de disponibilidad

  • Qué es: La tendencia a sobrevalorar las ideas más fáciles de desarrollar.
  • Impacto en la innovación: Quedarse en lo fácil impide diseñar ideas novedosas y rompedoras. Quien no arriesga no gana ¿Verdad?

¿Cómo se puede reducir el impacto negativo de estos sesgos en los procesos de innovación?

Las técnicas y herramientas usadas en estos procesos de creación pueden   la novedad, el valor y la amplitud de las ideas generadas.  

Los Sesgo expuestos anteriormente se resumen en tres grandes temáticas: 

  • La dificultad de poder ver más allá de tus propias preferencias. 
  • La incapacidad de los usuarios para poder proyectar sus comportamientos. 
  • El miedo de poner a prueba tus productos. 

Según nuestra experiencia en el sector y la literatura escrita sobre este tema, hemos identificado estas  claves que ayudarán a disminuir el impacto. 

  • Hacer uso de metodologías colaborativas como Design Thinking. 
  • Trabaja en equipos multidisciplinares en los que cada uno de los miembros pueda dar una visión diferente  y específica sobre el producto. Conseguirás generar ideas novedosas y creativas. 
  • Genera espacio de diálogo donde las ideas y opiniones se discutan para generar narrativas y argumentos con fuerte valor. 
  • Haz una observación profunda de los usuarios para crear un fuerte conocimiento sobre los comportamientos de los usuarios  y las distintas situaciones antes de dar soluciones. Empápate de los datos recogidos durante la investigación para así tomar consciencia de tu perspectiva, preferencias y estado emocional, no sólo propias, también de tus compañeros. 
  • Utiliza técnicas narrativas que te ayudan a personificar a los usuarios como figuras que tienen habilidades, personalidades y hábitos. Con esto conseguirás empatizar y ver más allá de tu propia experiencia. 
  • Utiliza técnicas cualitativas en las que los usuarios sean capaces de verbalizar sus pensamientos sin someterlos a preguntas exhaustivas. Utiliza test de usabilidad y pon a prueba tus prototipos para conocer cómo se comportan tus usuarios. 
  • Utiliza estímulos para poner en situación a tus usuarios cuando quieras que se imaginen situaciones en el futuro. 

Todos sabemos que cuando se habla en términos cognitivos, no existe una verdad absoluta o un consejo que vaya a solucionar los problemas al 100%, pero sí está claro que se puede tomar más consciencia sobre ellos. 

Nosotros tan sólo hemos expuesto una serie de sesgos que pueden aparecer en vuestros procesos creativos y una serie de claves para poder mitigarlos. Con este artículo no sólo queríamos poner de manifiesto estas limitaciones si no que también queríamos daros un empujón para que también vosotros seáis capaces de identificar y generar nuevas soluciones para que vuestros productos estén cada vez más aislados de estos “problemas”. 

Referencias

Liedtka, J. (2014) Perspective: Linking Design Thinking with Innovation Outcomes through Cognitive Bias Reduction. The journal of product innovation management, Volume (32) , Pages 925-938. https://doi.org/10.1111/jpim.12163

 

Facebook
Twitter
LinkedIn

Más de nuestro blog