User Research remoto VS presencial. Ventajas de cada tipología.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Este año estamos viviendo muchos cambios en todos los ámbitos del sector UX (y nuestras vidas en general) y adaptando nuestra metodología de investigación con usuarios a las nuevas circunstancias.

Y aunque la investigación en remoto ya existía mucho antes del 2020, parece que este año  se ha afianzado y demostrado su efectividad. Llevamos a cabo estudios en remoto desde hace años y durante la emergencia hemos probado nuevas herramientas de investigación, testing, co-creación, etc. También hemos confirmado que los usuarios son capaces de adaptarse a este formato y ofrecernos la información que necesitamos. 

En este artículo queremos hacer una pequeña reflexión sobre qué podemos esperar de esta nueva forma de trabajar y en qué circunstancias podemos considerarla una válida alternativa a los estudios presenciales.

Aunque cada técnica de User Research tiene sus particularidades, sí que podemos detectar unas diferencias que aplican a todas en función de si se realizan de forma presencial o en remoto.  A continuación listamos algunas de las principales diferencias.

Ventajas de Research Presencial

  1. Visión más holística del comportamiento: Poder estar en contacto con un usuario nos permite no solo ver lo que hace y dice un participante, sino también detectar su lenguaje no verbal que en un estudio en remoto podría pasar desapercibido. Además, genera un contexto más natural y empático.
  2. Laboratorio a prueba de incidencias: en ambos escenarios existe la posibilidad de que algo no vaya bien. ¿A quién no le ha fallado el prototipo en el último minuto?. No obstante, cuando hacemos investigación en remoto hay más posibilidades de que ocurra alguna incidencia, que puede llevar un tiempo prudencial solventar. Muchos de estos problemas también pueden darse en un estudio presencial. No obstante, nuestro laboratorio está preparado precisamente para evitar ese tipo de incidencias. Por ejemplo, todo el sistema de vídeo y audio que se capta durante los estudios está conectado por cable, y si hubiera alguna incidencia como que se fuera la luz, la conexión no se perdería y se podría continuar.
    Además de esto, tenemos más dispositivos alternativos (en caso de que el que se está usando falle) y un contacto directo con el participante. Todo esto, facilita la resolución de los potenciales problemas en el caso de que pudieran surgir.
  3. Mejor preparación del estudio: cuando trabajamos con usuarios, es fundamental preparar a conciencia el laboratorio y estar preparado para cualquier circunstancia. Y lo mejor de la modalidad presencial, es que podemos dejar todo reparado con mayor antelación ya que no dependemos del usuario en ningún caso (no tiene que recibir ni instalar nada en su dispositivo) y podemos hacer pruebas antes de las sesiones reales. Además, podemos prever posibles alteraciones como obras en el edificio y adaptar nuestras fechas de estudio para evitar ruidos o interrupciones de terceros. Cosa que en remoto es mucho más complicada.
  4. Más variedad de dispositivos: al estar en nuestro propio laboratorio, contamos con todo tipo de equipos y dispositivos, y no depende de lo que tenga a disposición el usuario en su domicilio. Esto enriquece nuestros estudios y también evita potenciales incidencias técnicas. 
  5. Moderación más fácil: resulta más fácil conectar con los participantes y mantener su atención en la modalidad presencial. Los participantes pueden preguntar en cualquier punto y sienten mayor responsabilidad (que en sus casas) por aportar valor al estudio. Esto hace que la labor del moderador sea más fácil en presencial. Además, al tratarse de una interacción más rica, permite que los insights sean de mayor calidad.

Ventajas de la investigación en Remoto

  1. Mayor flexibilidad de horarios: al realizarse en remoto es más fácil que haya más disponibilidad tanto para el moderador como para el participante, por tanto más  flexibilidad en los horarios. También es menos probable que haya retrasos (no hay atascos, dificultad para encontrar el lab, retrasos en el transporte público, etc.). No obstante, se necesita preparación y la presencia de participantes de reserva por si alguien faltase a la sesión.
  2. Ahorro de costes de preparación: al realizarse online, se eliminan los costes del espacio físico y permite que no exista una limitación de observadores en la sala.
  3. El espacio puede ser más similar al caso real de uso: el usuario se encuentra en un entorno a su elección que posiblemente se acerque al entorno de uso habitual más que el que se pueda recrear en un laboratorio. Por lo tanto puede resultarle “más fácil” meterse en el papel y tener una respuesta en principio menos condicionada, ya que se encuentra en su propio espacio.
  4. La investigación remota no tiene límites en el reclutamiento: permite alcanzar todo tipo de usuario en cualquier lugar y no solo en la ciudad del estudio.
  5.  

A continuación hacemos un breve resumen de las ventajas de cada una de las modalidades en función de los distintos aspectos de un proyecto de UX research:

 

FASE DE RESEARCH

PRESENCIAL

REMOTO

Captación participantes

  • Flexibilidad de entrega de incentivos (efectivo, tarjeta regalo, cupón, etc).
  • Acceso a usuarios con una demografía variada sin necesidad de asumir costes de traslado
  • Mayor disponibilidad de horarios
  • Participar requiere un esfuerzo menor y, por lo tanto, se entrega un incentivo menor. 

Setup y aspectos organizativos

  • No hay problemas de conexión y ancho de banda
  • Estar en contacto con el participante facilita la resolución de incidencias
  • No es obligatorio que el participante utilice su propio dispositivo ni instale ningún software o prototipo. 
  • Se pueden controlar alteraciones/ruidos externas (obras en el edificio) y el lab está especialmente preparado para optimizar el sonido del estudio.
  • No es necesario reservar una sala para llevar a cabo la sesión.
  • Si estamos testando prototipos o productos todavía no lanzados, es mas fácil garantizar la confidencialidad porque el participantes no tendría acceso a ellos desde su dispositivo
  • Menos probable que haya retrasos (no hay atascos, dificultad para encontrar el lab, retrasos en el transporte público, etc.)
  • No es necesario reservar una sala para la sesión

Preparación Estudio

  • Permite preparar estímulos y dispositivos alternativos por si algo pudiera fallar durante la sesión
  • Mayor disponibilidad de dispositivos y recursos
  • No hay limitaciones de espacio para participantes ni observadores. 

Moderación

  • Resulta más fácil mantener la atención de los participantes que a través de una pantalla
  • Es más fácil conectar y generar un ambiente cómodo para los participantes en presencial
  • El entorno controlado ayuda a que los usuarios no se distraigan
  • El usuario se encuentra en un entorno familiar y por lo tanto puede resultarle más fácil «meterse en el papel”

Datos y análisis

  • Se obtienen datos de lenguaje no verbal
  • Algunas dinámicas de grupo funcionan mejor en presencial
  • Es más fácil obtener una visión holística del usuario y su comportamiento

 

  • Es más difícil que en sesiones grupales los participantes se condicionen mutuamente en remoto
  • La documentación y herramientas 100% digitales ayudan a ahorrar tiempo en la fase de análisis. 

En definitiva, no solo es importante seleccionar la técnica de User Research más adecuada para cada estudio y situación. La modalidad en la que realizamos el estudio también puede afectar a los resultados de la investigación. Además, es importante seleccionar cuidadosamente la herramienta que utilizaremos para llevar a cabo el estudio, especialmente en el caso de estudios en remoto, y valorar cuál encaja mejor con el proyecto que tenemos entre manos. 

En nuestro próximo artículo del blog hablaremos de qué criterios seguir para seleccionar las herramientas.

Somos expertos en User Research. Encontramos respuestas a preguntas complicadas.

¡Cuéntanos tu proyecto!