Cómo tomar mejores notas en un test de usuario

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Anotar todo lo que sucede durante un test de usuario es una tarea crucial. Esos apuntes servirán de base para el análisis posterior. He estado recopilando una serie de consejos para tomar notas en test de usabilidad. Están basados en mi experiencia de años moderando estudios de investivación con usuarios. 

Idealmente, en todo test de usuario debería haber dos tipos de profesionales: el moderador y un note taker. En la práctica, muchos test de usuario se realizan con un solo profesional que modera las sesiones, toma apuntes y escribe el informe final. Principalmente debido a debido a limitaciones de presupuesto.

Esto hace que tomar notas sea una tarea tan difícil. Por ello corremos el riesgo de perder hallazgos interesantes si no puedes concentrarte en el usuario y tomar notas al mismo tiempo.

Una plantilla bien estructurada será una de las herramientas más importantes con las que cuentes mientras realizas el test. Tanto si estás al cargo de todo como si solo estás tomando notas.

Una plantilla para coger notas en test de usuario

Preparar una plantilla para tomar notas es una tarea que lleva tiempo y que algunos consideran aburrida. Sin embargo, una plantilla, puede ahorrarte muchísimo tiempo en la preparación del informe final. Te ayudará a explicar de manera más efectiva los hallazgos que encuentres.

Por ejemplo, gracias al uso de plantillas, he podido reducir el tiempo que empleo en escribir informes a la mitad. 

Una plantilla bien estructurada tiene varias ventajas frente a escribir el informe sin una guía:

  • Te guía a través del estudio. De esta forma, no te olvidas de tomar apuntes sobre ningún punto importante.
  • Puedes recuperar fácilmente una nota sobre un aspecto muy concreto en cualquier momento una vez que el estudio ha terminado.
  • Facilita la comparación entre participantes.
  • Facilita el cálculo de datos cuantitativos.

Elige el formato más adecuado para tus notas

Generalmente tomo notas en mi portátil. Es más rápido, no tengo que descifrar mi ilegible letra. Además, me ayuda a mantener mis apuntes limpios y ordenados.

Comencé con un documento de Word pero ahora uso una hoja de cálculo de Google Drive. Esta puede ser una buena solución para la mayoría de la gente. Me permite mantener mis notas ordenadas y el autoguardado es sin duda un plus que puede ahorrarme horas de trabajo.

No hay una única plantilla que funcione para todo el mundo. Mi consejo es probar varias soluciones y formatos hasta encontrar una con la que te sientas más cómodo. Mantén abierta la posibilidad de cambiarla o retocarla. Cada test de usuario es diferente. Una buena plantilla para tomar apuntes es muy a menudo el resultados de continuas mejoras.

Construye tu plantilla sobre el guion del test de usuario

Vamos a dar un paso atrás. Cuando decidimos realizar un test de usuario es porque tenemos preguntas críticas respecto a un servicio o a un producto. Por ejemplo, «¿mis clientes van a poder usar la funcionalidad X?» o «¿Cuántos errores de usabilidad tiene mi web?».

Sean cuales sean esas cuestiones, el guion de tu test estará centrado en encontrar respuestas para ellas. El guion de un test son aquellas tareas que los participantes llevarán a cabo durante el estudio y las preguntas que les harás. 

Por ejemplo, si quieres testar si los formularios son fáciles de usar, tendrás que pedir a los participantes que realicen tareas que implican rellenar algunos formularios. O, si quieres saber qué opinan tus usuarios sobre una determinada función, haz preguntas sobre ella, si les ha resultado fácil, cómo podría mejorarse, etc.

Bastante obvio, de hecho. Y es también bastante obvio que tus notas deberían recoger la información necesaria para responder a esas preguntas.

Sin embargo, he visto demasiados informes de test de usuarios que no aportaban informaciones útiles. Y , en parte, era porque el notetaker no pudo registrar todos los datos relevantes.

Cuando estés preparando tu plantilla, asegúrate de que estás cubriendo todos los aspectos clave que quieres investigar. Construye tu plantilla sobre la base del guion del test de usuario. Asegúrate de que te permite registrar cualquier dato relevante que quizá no está incluido en la guía pero que pueda estar relacionado con los objetivos del estudio.

Conoce al detalle lo que estás testando

Tanto si eres la persona que ha preparado el guion del test como si lo has recibido de otro, debes investigar y conocer la web o a la app que vas a probar antes del estudio.

Si lo haces, vas a detectar muchos aspectos sospechosos de convertirse en un problema para algunos de tus participantes. Dado que eres un experto UX y, por suerte, has hecho otros test en el pasado, tus predicciones probablemente sean acertadas. Esto significa que significa que tendrás que incluir esos problemas en tus notas.

Debes estar preparado para tomar notas sobre esos aspectos durante el test. Es conveniente también que guardes algo de sitio para ellos en tu plantilla.

No registres más información de la que necesitas

Hace años realicé un estudio con 36 participantes en tres lugares diferentes. Debido a este enfoque casi cuantitativo, preparé una larga plantilla de Excel. En ella recogí los datos sobe el uso de muchos elementos del interfaz que mis participantes podrían llegar a utilizar durante el test.

¿Usé todos para mi informe? No.

Cuando analicé los resultados me di cuenta de que solo ⅓ de ellos aportaban información valiosa sobre la experiencia de usuario global. Pocos podían enriquecer la explicación sobre los problemas que había detectado.

Otro 20% (como “¿Cuántas veces han usado los filtros?) se añadió al informe para aportar un poco de información cuantitativa. Fue bienvenida por el cliente, pero esta información contribuyó en poco a mi análisis.

El 50% restante era, simplemente, una pérdida de tiempo. Podría haber reducido a la mitad mis esfuerzos en tomar apuntes.

Así que, ¿qué hice mal?

  • Me olvidé de que estaba realizando un test de usuario cualitativo. Los pocos datos quanti que tenía que aportar tenían que ser relevantes, como los ratios de éxito o la frecuencia con la que aparecía un problema.
  • Pensé que quizá era útil para mi cliente tener muchos datos sobre el uso. Pero ese no es el objetivo de un test de usuario. Mi cliente hubiera obtenido información mucho más precisa con una herramienta de analítca web.
  • Recogí muchos datos porque, simplemente, podía hacerlo, no porque me hicieran falta.

Cuando estés preparando tu plantilla, asegúrate de que no estás recogiendo más información de la que realmente necesitas. Una vez más: concéntrate en los objetivos del estudio y en la técnica que estás usando.

Reduce la cantidad de información a registrar

Cuando empecé a hacer test de usuario, mi plantilla se estructuraba por conceptos genéricos. Por ejemplo: “Formularios”, “Búsqueda”, “Mensajes de error”. Para cada uno de ellos, solía escribir una descripción de los problemas que encontraba con cada participante.

Este sistema era muy ineficiente por varios motivos:

  • Tenía que escribir un montón cada vez que encontraba un problema en un determinado aspecto. Debía explicar qué ocurría y por qué era un problema. Esto significaba que no podía prestar mucha atención al usuario. Y,  algunas veces, tenía que repasar el vídeo de la sesión ya que no había tenido tiempo de tomar nota de todo.
  • Muchos de los problemas eran recurrentes. Pero podía describir lo mismo de varias formas distintas. Cuando analizaba los resultados tenía que leer mis notas una y otra vez para localizar los fallos.
  • Dado que mis descripciones no seguían ningún estándar, era difícil cuantificar cuántas veces ocurría el mismo fallo.

Pronto me di cuenta de que muchos errores se podían prever por adelantado. O también identificar problemas que eran muy probables. Podía registrarlos con una serie de preguntas directas que contestar con un simple Sí/No.

Por ejemplo, el concepto “Mensajes de error” se puede convertir en tres preguntas:

  • ¿El usuario ha visto el mensaje de error?
  • ¿El usuario ha entendido el mensaje de error?
  • ¿El usuario ha podido recuperarse del error?

Además, por supuesto, debes tener un campo de “Comentarios/Más info.” donde incluir otros detalles.

Al hacer esto ya era capaz de resumir lo que había sucedido con los mensajes de error. Puedes usar unas pocas palabras y además, puedes saber de un vistazo, la frecuencia con la que ocurre.

De todos modos, por muy extensiva que sea la revisión que hagas de la web que vas a testar, siempre debes dejar espacio para cualquier otra cuestión que pueda surgir durante la sesión o para tus propios comentarios.

Valida tu plantilla

Una plantilla de apuntes es un documento vivo que puede (y debe) ser adaptado a los descubrimientos que vas haciendo a medida que testas con usuarios. Probablemente encontrarás un fallo recurrente que no habías considerado. O, al contrario, descubrirás que algún aspecto que esperabas que diera problemas, no los da en absoluto.

Actualizar tu plantilla puede ser complicado mientras estás llevando a cabo el estudio. Generalmente se tiene poco tiempo disponible entre usuarios.

Es por esto que sugiero tener una plantilla lista para el piloto y no construirla como un resultado de esa sesión de prueba.

Podrás ponerla a prueba y hacer los cambios necesarios al instante.

Somos expertos en User Research. Investigamos con usuarios reales para ayudarte a crear productos usables y experiencias memorables.

¡Háblanos de tu proyecto!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.